Apreciados lectores:

He aquí la segunda entrega del blog. Aunque indirectamente todo lo escrito se refiere a la existencia y al ser humano, y también a la política, no hay -por ahora sólo en Fronteras– una presencia directa de esta última. Alguien podría echarle de menos. Ante eso yo contestaré con las palabras de Hölderlin, de su elegía “Pan y vino”:

¿Para qué poetas en tiempos de penuria?

La famosa pregunta lleva en sí su propia respuesta: el ser humano no puede vivir sin todo lo que aporta el poeta -el escritor-, aunque quizás la gente no esté consciente de eso y tampoco sea el objetivo directo del escritor.

Este blog hace suya la pregunta de Hölderlin con todas sus connotaciones, e invita a darle una respuesta.

Judit Gerendas