Judit Gerendas Kiss

Narradora, ensayista, crítica literaria y profesora universitaria venezolana

Comentario de Márgara Russotto sobre el cuento “Volando libremente”

Fotografía de la portada de “Volando libremente” de Iván Maiza Gerendas.

La poeta y ensayista Márgara Russotto, galardonada con numerosos premios, es Profesora Asociada del Dpto. de Español y Portugués de la Universidad de Massachussets, Amherst. Tomo fragmentos de su ensayo “Memorialismo femenino en América Latina”, de: Taller de Letras. Revista del Instituto de Letras de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Nº 31, noviembre 2002:

(…) Quisiera cerrar esta pequeña muestra con un ejemplo notable de recuperación crítica de la memoria, ahora como tradición literaria, en un importante relato metaficcional de la escritora venezolana Judit Gerendas, incluido en el volumen de cuentos del mismo título, Volando libremente. Este cuento no es solamente un ejercicio crítico y delicadamente irónico sobre los límites de la memoria literaria y los problemas de la verosimilitud. El cuento también se complace en desmenuzar todos los estereotipos literarios, utilizados –un poco ingenuamente- por escritores y críticos del pasado y el presente, a través de una gran metáfora de múltiples significaciones, encarnada en un enorme buitre “volando libremente” sobre el cielo de Caracas. Es decir, sobre el contexto histórico en el cual se sitúa, desde arriba y siempre en movimiento, la mirada de la narradora en su intento por dotar de significación esa errancia. De aquí para allá, de la literatura universal a la literatura local, de la página en blanco a las marcas históricas reincidentes, del paisaje sórdido y asqueroso de un inmenso basural, a las verdes faldas aromáticas del monte Ávila en que se apoya la ciudad, el buitre vuela y transita en constante movimiento. El encabalgamiento entre memoria histórica e historia literaria es incesante. De un buitre “vanguardista” –ya ilustre y canónico- que, como aquella rosa, “es un buitre que es un buitre que es un buitre”, pasa a ser un vulgar zamuro realista/indigenista/costumbrista, comedor de carroña, y así identificado en término popular, amenazando desde el cielo de la ciudad convulsionada. Uno y múltiple, el buitre encierra todas las posibilidades, y ninguna, de la ficción. Es la metáfora de todos los relatos posibles que se pueden construir. Y a través de su vuelo errático y displicente diseña, con maestría ejemplar, la intrincada red de códigos de la cultura venezolana; tan intrincada que exigiría una traducción puntual de las referencias locales para un lector distraído, a pesar de su supuesta neutralidad.

¿Es el buitre una metáfora del trabajo literario, enfrentado a la constante deconsrucción de convenciones anquilosadas e insuficientes? ¿De la identidad venezolana que toca sus diferentes límites? ¿Del esfuerzo de la mujer que escribe, para encontrar un punto de vista alternativo, más fiel a su lugar de enunciación, que no la traicione? ¿Y que tampoco traicione a su pueblo y a su gente?

(…)

El vuelo del buitre parece decirnos que la escritura de la memoria implica también una ética de la memoria. Para el memorialismo femenino ese es un núcleo fundamental que guía el recorrido del pasado, hacia un futuro de cambio y esperanza.

 

 

Anterior

Segunda Entrega

Siguiente

Volando libremente

2 Commentarios

  1. Alejandro Gerendas-Kiss

    Excelente tu blog, hermana. Tanto el contenido como la diagramación como la navegabilidad. a

    • Judit Gerendas

      Gracias, querido Alejandro. Disfruto mucho hacerlo, tengo un montón de material listo para montar, pero me aguanto, para darle tiempo a los lectores (perdón, a los navegantes) de revisar con calma mis textos inevitablemente largos.

      Omar, el muchacho que me hace la diagramación y la ilustración, es maravilloso, y tiene mucha empatía con lo que yo pretendo hacer.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© Judit Gerendas Kiss, 2018 & Desarrollado por ¡G! | CCS - VZLA

000webhost logo